La muerte de seis mineros en el accidente laboral del lunes 28 de octubre de 2013 en la Hullera Vasco Leonesa, ha paralizado el alma colectiva de una región ya expuesta a un cierre paulatino de sus minas.

La mina mata cuando quiere. El grisú y otros gases fueron los causantes de apagar seis vidas. Roberto, Manuel, Luis, Carlos, Toño y Orlando, quedaron petrificados en el agujero negro. Como el carbón, quedaron quietos en la maldita planta séptima del pozo Emilio del Valle.

Onda Cero (30 octubre 2013)

Onda Cero, 30 octubre 2013

Y fue en León (España). No fue en Rusia, ni China. El dolor en la comarca nos dejó en silencio. Nuestros políticos fueron a su entierro pero no ocuparon asientos de privilegio, esperaron a la puerta con las cabezas mirando al suelo de la iglesia de Santa Lucía de Gordón durante el funeral. El dolor contenido de las familias y amigos hicieron hueca su presencia. Como mandaron los mineros, esperar a la puerta como a un Godot perdido.

Para los familiares nuestro más sentido pésame y esperemos que puedan superar duelo y desde la fase de shock o estupor inicial, enfado y desesperanza puedan reorganizar su vida de nuevo sin la presencia de las personas ausentes.

Pero el dolor duele… y Santa Bárbara suena en medio del valle.

Links:

http://bit.ly/17YYXlf

http://bit.ly/17AXxDg