Colaboraciones

Universidades

Asesoramientos

  • Los Jardines

    Somos centro de referencia para el apoyo psicológico ante la pérdida por un ser querido.

  • Sylvia de Béjar

    Asesoramiento en el libro Tu sexo es tuyo (2001)

  • Save the Children

    Colaboración en la publicación Abuso sexual infantil Manual de formación para profesionales (2001)

Congresos

Instituciones

Productos

Últimos artículos sobre Psicología Clínica

Otra temporada de radio atípica

Otra temporada de radio atípica

Hablamos, entre otros temas, de salud mental. Dimos una serie de orientaciones para mejorar nuestro equilibrio emocional ya que una alteración de la salud mental conlleva consecuencias negativas siendo una fuente importante de discapacidad y una mayor mortandad.

Luz de gas (Gaslighting)

Luz de gas (Gaslighting)

Gaslighting, término psicológico que se traduce literalmente como “luz de gas” y que da cabida a unas características de maltrato muy concretas. Este concepto es debido a una película del año 1944 de George Kukor con ese mismo nombre, protagonizada por Ingrid Bergman en la que se cuenta una historia de manipulación y maltrato psicológico de un hombre hacia la mujer.
El término viene en concreto de las lámparas de gas de la época donde, evidentemente, la electricidad no estaba tan generalizada y muchas casas estaban iluminadas con este tipo de lámparas. Entre las muchas estrategias que el hombre utilizaba para alienar y hacer parecer como loca a su mujer estaría el hacerla creer que una lámpara que ella pensaba que había encendido no lo estaba, y viceversa, es decir, el hombre alteraba el sentido de la realidad de la mujer. En esto consiste principalmente el gaslighting, en jugar con las certezas que asumimos por lo que recibimos por nuestros sentidos y hacer que la persona pierda la confianza en su propio juicio al pensar que se equivoca constantemente y que no piensa de manera clara y lúcida.

Secuelas de la pandemia

Secuelas de la pandemia

Aunque a paso lento el ritmo de vacunación va avanzando y, en principio, parece que el próximo verano volveremos al ritmo normal de vacaciones, eventos, festivales de música… Por todas partes se habla de las secuelas del COVID y cómo diagnósticos de trastornos mentales tipo ansiedad y depresión se han elevado, con el consiguiente consumo récord de psicofármacos. ¿Podemos predecir cómo vamos a evolucionar?