Filosofía / Metodología

La Psicología Clínica ha experimentado en los últimos años una rápida evolución. Su implantación social es cada vez mayor y en el campo profesional está consolidada, ya que se hace necesaria en muchas áreas de la salud. Su incorporación al ámbito de la salud ha permitido afrontar problemas emocionales diversos.

Metodología

La evaluación inicial de los clientes resulta fundamental para la obtención del máximo de información que nos conduzca, tras un detallado análisis funcional del caso, a emitir un diagnóstico clínico. Siempre que sea necesario, además de las entrevistas personales, contamos con diversos instrumentos de evaluación como cuestionarios, autorregistros, test diversos… Una vez que se ha llevado a cabo la fase de evaluación, y teniendo en cuenta las necesidades y la autorización del cliente, se selecciona el tratamiento que resulte más adecuado en función del caso concreto. Durante la fase de tratamiento, es necesario mantener una evaluación de los progresos y compararlos con los datos línea base de la evaluación inicial, de modo que los avances sean evidentes tanto para el cliente como para el psicólogo.
El concepto de atención al usuario y de calidad en la asistencia sanitaria, se presta a multitud de definiciones e interpretaciones, en función de quién y desde dónde se formulen. Sin embargo, es un hecho aceptado el que actualmente el cliente, aunque teniendo en cuenta algunas excepciones, puede y debe participar y decidir, contando con la necesaria información previa, sobre su proceso asistencial. Se trata de implicar responsablemente al cliente en las decisiones asistenciales que le afecten. Se trata de respetarle como ciudadano, sujeto de derechos. Estas consideraciones tienen especial relevancia en nuestra área de intervención sanitaria, la psicología, donde la implicación del cliente posee gran importancia. El objetivo final no es otro que contribuir a mejorar la calidad global que ofrecemos a nuestros clientes, factor básico en el proceso de mejora de la asistencia sanitaria.

Últimos artículos

Otra temporada de radio atípica

Otra temporada de radio atípica

Hablamos, entre otros temas, de salud mental. Dimos una serie de orientaciones para mejorar nuestro equilibrio emocional ya que una alteración de la salud mental conlleva consecuencias negativas siendo una fuente importante de discapacidad y una mayor mortandad.

Luz de gas (Gaslighting)

Luz de gas (Gaslighting)

Gaslighting, término psicológico que se traduce literalmente como “luz de gas” y que da cabida a unas características de maltrato muy concretas. Este concepto es debido a una película del año 1944 de George Kukor con ese mismo nombre, protagonizada por Ingrid Bergman en la que se cuenta una historia de manipulación y maltrato psicológico de un hombre hacia la mujer.
El término viene en concreto de las lámparas de gas de la época donde, evidentemente, la electricidad no estaba tan generalizada y muchas casas estaban iluminadas con este tipo de lámparas. Entre las muchas estrategias que el hombre utilizaba para alienar y hacer parecer como loca a su mujer estaría el hacerla creer que una lámpara que ella pensaba que había encendido no lo estaba, y viceversa, es decir, el hombre alteraba el sentido de la realidad de la mujer. En esto consiste principalmente el gaslighting, en jugar con las certezas que asumimos por lo que recibimos por nuestros sentidos y hacer que la persona pierda la confianza en su propio juicio al pensar que se equivoca constantemente y que no piensa de manera clara y lúcida.

Secuelas de la pandemia

Secuelas de la pandemia

Aunque a paso lento el ritmo de vacunación va avanzando y, en principio, parece que el próximo verano volveremos al ritmo normal de vacaciones, eventos, festivales de música… Por todas partes se habla de las secuelas del COVID y cómo diagnósticos de trastornos mentales tipo ansiedad y depresión se han elevado, con el consiguiente consumo récord de psicofármacos. ¿Podemos predecir cómo vamos a evolucionar?