Infantil

Es importante conocer aquellas señales que se nos presentan cuando estamos ante un trastorno del lenguaje, ya que desde los primeros balbuceos los niños comienzan a construir su herramienta principal de comunicación así como de aprendizaje: el lenguaje.

Problemas de lenguaje y logopedia

Contamos con un departamento especialista en dichas dificultades, un equipo multidisciplinar que comienza las intervenciones con una evaluación de las necesidades y características del sujeto basándose en unas estrategias que permiten desarrollar las capacidades del sujeto.
Todos nos hemos encontrado alguna vez con niños que pronuncian de forma graciosa algunas palabras, que hablan como un niño bastante más pequeño de su edad o que incluso construyen frases desordenadas y difíciles de comprender. Estos aspectos suelen ser frecuentes en los trastornos del lenguaje y del habla.

Síntomas de alerta:

  • Problemas en la deglución y masticación.
  • Omisión o sustitución de sonidos o letras cuando habla o escribe (“aua” por “agua”, “ato” por “gato”).
  • No articular correctamente algunos sonidos a partir de los cuatro años.
  • Estar afónico con regularidad.
  • No entender lo que dice a partir de los dos años.
  • Tartamudeo.
  • Respiración bucal y ronquidos o cambios drásticos en la voz.

Todas estas señales nos pueden dar una pista para sospechar que nuestro hijo o hija tiene algún trastorno del lenguaje. Si las dificultades persisten a partir de los 5 años de edad es recomendable consultar a un especialista.

Es importante conocer aquellas señales que se nos presentan cuando estamos ante un trastorno del lenguaje, ya que desde los primeros balbuceos los niños comienzan a construir su herramienta principal de comunicación así como de aprendizaje: el lenguaje.

La logopedia infantil trata de mejorar aquellas dificultades que a veces los menores tienen en el lenguaje o en el habla a lo largo de su desarrollo.

CEPTECO cuenta con un departamento especialista en dichas dificultades, con un equipo multidisciplinar que comienza las intervenciones con una evaluación de las necesidades y características del sujeto, para que posteriormente se modifiquen aquellas variables que están dando lugar a las dificultades, basándose en unas estrategias que permiten desarrollar las capacidades del sujeto.

Los principales trastornos del lenguaje con los que nos podemos encontrar son:

  • Retraso en el desarrollo del lenguaje: Dificultades para la adquisición del lenguaje e incluso para iniciar o mantener una conversación (relacionar palabras, dificultades para el aprendizaje de vocabulario).
  • Dislalias: articulación incorrecta de sonidos o incluso que se sustituyen o alteran. Suele ser común en las llamadas sílabas trabadas o sinfones como “ple”, “tra”… o sonidos como la “r” fuerte o suave.
  • Tartamudez: También se suele llamar disfemia y consiste en tener dificultades en la fluidez del habla.
  • Trastornos de la voz: Pueden darse dificultades en el timbre, el tono o la intensidad.

Productos

Últimos artículos sobre Psicopedagogía infantil y juvenil

Soledad adolescente

Soledad adolescente

Las percepciones de soledad tienden a producir estrés, y también está muy comprobado los efectos nocivos de una presencia constante de dicho estrés en nuestro organismo. Por decirlo de manera cristalina, la soledad mata, y no solamente por los aspectos más logísticos de una persona mayor y enferma el que estar sola es un riesgo para la salud, sino por los efectos constantes y negativos que genera la alienación social.

Motivación y fuerza de voluntad

Motivación y fuerza de voluntad

Por ello, es realmente importante tener en cuenta el grado de coherencia que tenemos con nuestras obligaciones. ¿Despreciamos profundamente a lo que nos enfrentamos? ¿Estamos realmente motivados ante el reto que tenemos delante? La realidad iría más hacia una escala de grises que a una dicotomía permanente, con lo que dividir las tareas en nuestro gusto por ellas sería el paso previo más importante. Aquellas que nos resulten fáciles irían por más por dejarlas fluir y en aquellas otras que nos desagraden un truco podría ser desmenuzar la tarea en checklists pequeños para de alguna manera nos autoengañemos de que hemos avanzado mucho, y seguir motivándonos para poder terminarlo.