Adultos

En CEPTECO sabemos que la psicología, bien utilizada, puede ayudar a ser personas más seguras, más flexibles, con mejor control sobre las emociones, más hábiles socialmente y que el factor de éxito de una terapia radica en la implicación que demuestre la persona que ha recurrido a ella. No existen soluciones mágicas. Es por ello que, en nuestro centro, los profesionales estudiamos y diagnosticamos cada caso adaptándonos, posteriormente, a las necesidades que van surgiendo a lo largo de la terapia.

Psicología Clínica

La vida actual exige constantes cambios que necesitan estrategias para adaptarse. Podría ser preciso un apoyo para superar la presión ante el entorno y las posibles crisis que suelen surgir.

Una de las finalidades básicas de la Psicología Clínica es ayudar a las personas en la búsqueda y consecución de la satisfacción y del bienestar vital, así como la eliminación del sufrimiento y desinterés por la vida.

Conocer las contingencias que mantienen nuestras conductas, saber qué alternativas usar y cómo superar nuestras limitaciones, potenciar cualidades, habilidades y competencias y asumir o mitigar déficits ayuda a las personas a superar las dificultades que se les presentan en su vida diaria.

Si no entiende o le genera sufrimiento lo que hace, si cree no tener recursos personales para enfrentarse a las situaciones que le preocupan, si tiene dificultades en la comunicación con otras personas, si, en definitiva, siente que no controla su estado emocional o tiene dificultades para relacionarse y no es suficiente el apoyo cotidiano de las personas allegadas, es un buen momento para plantearse acudir a la consulta de un psicólogo clínico.

Productos

Últimos artículos sobre Psicología Clínica

Salud mental

Salud mental

Una alteración de la salud mental conlleva consecuencias negativas siendo una fuente importante de discapacidad y una mayor mortandad. A modo de ejemplos: el trastorno depresivo mayor es la segunda causa de discapacidad en el mundo y las mujeres padecen el doble de problemas de ansiedad y depresión que los hombres y cuadruplican el consumo de ansiolíticos y antidepresivos.

Síndromes modernos

Síndromes modernos

Como humanos, somos animales simbólicos, estamos creando permanentemente constructos (símbolos religiosos, banderas, himnos) que nos ayudan a vivir en un mundo lo más coherente y predecible para nuestro cerebro. A partir de ahí, toda aquella conducta o comportamiento que pueda salir de nuestra comprensión inmediata es automáticamente etiquetado dentro de un marco mental lo suficientemente accesible. Desafortunadamente, esas etiquetas muchas veces trivializan e ignoran gran cantidad de matices que existen dentro de la conducta humana.

Parejas rotas

Parejas rotas

Habitualmente en la cultura popular (cine, novelas) es más atrayente contar al espectador cómo una pareja se conoce que cómo se rompe. Efectivamente, suele ser más agradable presenciar cómo se genera una bonita historia de amor pero consideramos conveniente contar esa otra parte de las relaciones. En nuestra cultura materialista, en donde el éxito se mide en la cantidad de posesiones, “perder” una historia romántica está generalmente visto como un fracaso, una derrota personal y una incapacidad de “darlo todo” para ser considerado una persona exitosa en todos los sentidos. Creo que sería interesante aceptar, como ya decía Fromm en El arte de amar, que las relaciones humanas son la antítesis de las relaciones comerciales, aunque ya funcionemos de manera automática en esto último.