Propusimos durante el III Congreso Mundial de Sexología Médica (Málaga, 8-10 noviembre 2013) un autorregistro descriptivo de la respuesta sexual humana que nos permita, tanto en la fase de diagnóstico como de intervención terapéutica, hacer una evaluación funcional y su evolución mediante la contestación a 54 preguntas. La mayoría son preguntas cerradas y dicho autorregistro tiene una versión diferente para el hombre y la mujer.

Miguel Ángel Cueto, David Cueto y Antoni Bolinches. III Congreso Mundial de Sexología Médica. (Málaga, 9 noviembre 2013). Foto: Lara Castro http://www.placerconsentido.com

Miguel Ángel Cueto, David Cueto y Antoni Bolinches. III Congreso Mundial de Sexología Médica.
(Málaga, 9 noviembre 2013). Foto: Lara Castro http://www.placerconsentido.com

Se pretende una economía de tiempo en la valoración del intercurso sexual durante las sesiones terapéuticas pidiendo a la pareja que nos conteste, mediante una serie de alternativas, a preguntas sobre su relación sexual. Pretende ordenar y sistematizar la información que requerimos de la pareja y que observe su conducta sexual y reflexione sobre ella para darse cuenta qué conductas desarrollan y como podrían mejorar su respuesta sexual, si presentara algún problema.

El lema del Congreso fue “Revolución y cambios en el conocimiento sexual”. Estuvo organizado por el Instituto Andaluz de Sexología y Psicología y auspiaciado por la Asociación Mundial de Sexología Médica (WAMS). Estuvieron presentes un gran panel de expertos en Sexología de todos los continentes y de las diferentes áreas del saber, constituyendo un gran evento científico en el mundo de la Sexología. 

También fue para nosotros, una gran oportunidad para compartir un espacio de aprendizaje con los miembros del equipo de CEPTECO. La presentación de la comunicación fue realizada por Antoni Bolinches, experto en Psicología Clínica en el ámbito de la Psicoterapia Individual y la Terapia de Pareja desde una metodología propia conocida como Terapia Vital, y un buen amigo. Además, nos sirvió para volver a reencontrarme con los miembros de la Junta de la FESS (de la que formamos parte) y con algunos de los profesionales de las sociedades que constituyen la Federación Española de Sociedades de Sexología.

Desde estas páginas quiero agradecer a la organización y especialmente al Dr. Francisco Cabello la oportunidad de habernos invitado a dar esta comunicación. Espero que con el tiempo sirva a otros colegas para poder hacer más sistemático, ordenado y eficaz el trabajo en la terapia sexual.