La pornografía es un teatro al que los jóvenes acceden sin formación sexual previa, denuncian los expertos consultados por este periódico. Ni los cuerpos ni las prácticas ni las relaciones son reales. Los psicólogos alertan del aumento de las consultas de jóvenes que presentan problemas en el desarrollo de su sexualidad condicionada por los modelos «mal aprendidos» por medio de los contenidos para adultos. Falta una ley que garantice la formación sexual en el colegio. Los leoneses que acceden a los contenidos de adultos permanecen una media de 9 minutos 51 segundos, según el portal Pornhub.

Los psicólogos del Centro Psicológico de Terapia de Conducta (Cepteco) Miguel Ángel y David Cueto, destacan que “cada vez encontramos a más jóvenes en consulta que presentan disfunciones sexuales o problemas en el desarrollo de su sexualidad condicionada por los modelos mal aprendidos por medio de la pornografía”. Disfunciones relacionadas con el deseo, la excitación o el orgasmo que esperan encontrar en sus relaciones reales al mismo nivel de lo que encuentran en las escenas pornográficas…

Articulo completo: Diario de León (8 julio 2019).