Hablar, dialogar, preguntar y escuchar para mostrar apoyo e interés por el joven. Éste es uno de los puntos que destacan los psicólogos a la hora de que los padres puedan detectar si su hijo está siendo víctima de acoso escolar, «un maltrato físico o verbal entre iguales», como explica Mar Arias Sarmiento, psicóloga clínica y colaboradora de la Asociación Pavia. En León actualmente hay dos casos abiertos, en dos colegios distintos y con dos niñas de 11 años. Educación está investigando para tomar las medidas oportunas. «El crecimiento de los casos de acoso es exponencial porque cada vez las relaciones son más horizontales, lo que provoca que la tensión agresiva aumente», destaca Arias Sarmiento, en relación a la pérdida de la «figura de autoridad» y al hecho de que los niños «se crecen en exceso porque nadie les acota»…

Leer artículo completo:

LogoDL

Publicado en Diario de León, 2 marzo 2016