Históricamente, la amistad entre distinto sexo de personas heterosexuales ha sido inusual. Esto podría tener su explicación desde la psicología evolutiva, ya que los roles de género establecidos en una sociedad tradicional  impedían esta posibilidad. Hombres y mujeres ocupaban distintas esferas sociales, estando ellas es un escalafón inferior en casi todos los aspectos. Afortunadamente en nuestra sociedad de hoy en día, la incorporación de la mujer hacía áreas antes ocupadas solamente por hombres ha posibilitado nuevas formas de interacción social, entre ellas la amistad entre ambos sexos.

Cultura popular

Esta nueva dimensión en la relación entre hombres y mujeres ha dado numerosas aportaciones a la cultura popular, siendo un tema recurrente en libros, películas, conversaciones… Hay miles de ejemplos, desde Cuando Sally encontró a Harry, hasta el uso común del término pagafantas, menos explícito pero más curioso que su equivalencia inglesa de friendzone. No es inusual escuchar a hombres plañir y quejarse amargamente de que la chica que les gusta solo les trata como amigos, y ellas a su vez protestando por su derecho a ser agradables a cualquier chico más allá de cualquier interés sexual.

¿Qué dice la ciencia al respecto?

Como no podría ser de otra manera, se han hecho investigaciones sobre esta cuestión, como el siguiente estudio hecho por la estadounidense April Bleske-Rechek y colaboradores. Sus conclusiones fueron las siguientes:

  • Los hombres se sienten atraídos por tener una amistad femenina más que ellas con hombres.
  • Los hombres sobreestimaban el nivel de atracción que sentía por ellos su amiga.
  • Las ganas de los hombres de tener una relación romántica con su amiga no depende de su situación sentimental en ese momento. Por ejemplo, tener en una relación de pareja contra persona.
  • Las mujeres sí que tienen menos ganas de tener algo más allá que amistad si ya están saliendo con una pareja.

Estos resultados concuerdan desde la perspectiva de la psicología evolucionista donde los hombres estarían más predispuestos a encuentros sexuales espontáneos mientras las mujeres son más selectivas a la hora de elegir pareja.

¿Y la edad influye?

En el estudio también preguntaron a otra muestra de sujetos diversas cuestiones sobre su amistad con miembros del otro sexo, incluyendo una lista de pros y contras de la misma. Su resultados mostraron que:

  • Las personas de mayor edad están menos interesadas en tener relaciones de amistad con alguien del otro sexo que las personas jóvenes.
  • Las personas solteras de mayor edad mostraron más ganas de tener amigos o amigas del otro sexo que la personas más jóvenes que tampoco tenían pareja.
  • En función a los sexos, los hombres nombran la atracción hacia su amiga como algo positivo y lo ven menos negativo o costoso.

Blescke-Rechek y su equipo concluyeron que, aunque la amistad entre hombres y mujeres heterosexuales, suele ser visto más como una carga que como un beneficio.

Colaboración: David Cueto Marcos (Psicólogo de CEPTECO).

Leer articulo completo (provisionalmente deshabilitado): ileon.com (30 marzo 2016)