Cepteco desarrolla de octubre de 2015 a junio de 2016 una serie de charlas-coloquio gratuitas con el título genérico ‘Por el bienestar emocional’, a las que se puede asistir mediante inscripción previa en dicho centro. La primera de ellas, a cargo del psicólogo clínico Miguel Ángel Cueto, se centrará en los beneficios de la vida en pareja.

El jueves, día 29 de octubre, comienzan en Cepteco una serie de charlas-coloquio gratuitas con el título genérico ‘Por el bienestar emocional’, a las que se puede asistir mediante inscripción previa en dicho centro, donde se informará a la población leonesa sobre los recursos disponibles que pueden ayudarnos a mejorar nuestro bienestar emocional.

Se llevarán a cabo una vez al mes y tratarán varios temas. Desde cómo aprender a convivir en pareja, cómo ayudar a sus hijos a estudiar o a controlar su hiperactividad, a reflexionar sobre el bienestar emocional en el ámbito público, discutir sobre el uso de la permisividad de las drogas aceptadas socialmente, de la experiencia familiar cuando hay una persona con discapacidad hasta del sexo, género y el placer sexual.

Serán diversos profesionales (psicólogos, médicos, psicopedagogos, antropólogos, filólogos y un padre de una persona discapacitada) los que, una vez al mes, ayuden a las personas a conocerse mejor para promover su satisfacción general mejorando su salud psíquica y física, a promover un cambio y a potenciar los recursos personales para lograr un mayor bienestar emocional. Sabemos que el constante devenir actual con cambios rápidos hace que, en ocasiones, resulte difícil poder adaptarnos.

En la primera charla-coloquio hablará Miguel Ángel Cueto, psicólogo clínico y director de Cepteco, sobre ‘Aprender a convivir en pareja’.

¿Por qué las personas desean vivir en pareja?

La mayoría de las personas desean vivir en pareja ya que se suelen experimentar, inicialmente, múltiples refuerzos positivos que hacen agradable la convivencia. Además, la convivencia en pareja conlleva una evolución personal que no se suele dar en otro tipo de relación. La pareja se une bajo los principios, según Sternberg (1986), de pasión, intimidad y compromiso para generar un libre intercambio de conductas gratificantes que producen, inicialmente, grandes refuerzos que hacen que se mantenga la relación.

¿Es bueno vivir en pareja?

Se ha estudiado por Mathew y otros (2001) los beneficios de estar satisfactoriamente casado. Las personas que viven en una relación sana de pareja presentan una mejor salud física y mental que las personas solteras, viven 5 años más, generan menores conductas de riesgo, mantienen una mayor autoestima, una mayor satisfacción en la vida y menor estrés. Además, tienen un mayor nivel de felicidad y mayor frecuencia de conductas sexuales.

¿Qué hace que una relación de pareja sea agradable y se mantenga en el tiempo?

Múltiples estudios indican que son cosas básicas las que mantienen una buena relación de pareja que, desgraciadamente, no se enseñan en la escuela. Comienza con lo más importante: se comunican con respeto. Igualmente, una pareja armoniosa se conoce bien y saben los gustos y manías del otro, presentan una alta tasa de refuerzos positivos (suelen reforzarse 5 veces por cada repuesta castigadora). Cultivan el cariño y la admiración por su pareja valorándola positivamente, se sienten cercanos al otro y el otro nota la cercanía. Igualmente, se dejan influir por su pareja y usan estrategias reforzantes en vez de aversivas para producir cambios en el otro.

¿Todos los problemas que presentan las parejas suelen resolverse?

En una buena relación de pareja se suelen resolver los problemas solubles y aceptar aquellos que sean irresolubles, que, desgraciadamente, son la mayoría de ellos. Solemos comentar con las parejas que no podemos cambiar al otro pero sí podemos modificar la forma en que nos relacionamos con él y la forma de aceptarle. Animamos a las parejas a salir del estancamiento ante una crisis mediante pedir perdón o el uso del sentido del humor.

Todos hacemos de vez en cuando, un balance de si nos compensa seguir conviviendo en pareja y cuando este intercambio gratificante es desequilibrado se produce una crisis en la relación que podría llegar a la ruptura. Finalmente, las parejas que crean un sentido de trascendencia en el proceso de interacción hacen que haga más probable que esta perdure en el tiempo.

¿Qué importancia tiene el sexo en las relaciones de pareja de larga duración?

El sexo es un gran reforzador pero que, por saciación, llega a perder, en ocasiones, su efecto gratificante. Nuestra experiencia nos confirma que el sexo es un buen termómetro de la relación de la pareja, aunque no es siempre un valor unívoco y preciso. Compartir la relación sexual es el acto más corpóreo e íntimo del encuentro emocional. Las mujeres que conviven con parejas durante una larga relación necesitan intimidad y excitación para que aparezca posteriormente el deseo. Compartir relaciones íntimas con carácter sexual es una forma de reenamorarse de la misma persona. Observamos que, la mayoría de las parejas, necesitan de un cambio de conductas sexuales para superar la rutina que suele ir aparejada con el tiempo.

Artículos completos: ileon.com (28 octubre 2015) ileon.com  (17 octubre 2015) ileon.com (30 octubre 2015) y audio:

LogoDL

Diario de León: 29 octubre 2015

Audio: Onda Cero con Javier Chamorro y Miguel Ángel Cueto. 11 noviembre 2015