Ha pasado una semana de la manifestación (8 de marzo) que sacó a miles de personas a las calles en protesta por los derechos de las mujeres. Tras esta abrumadora respuesta a favor de la igualdad de géneros, analizamos el significado del fenómeno desde un punto de vista psicológico, social y político.

¿Qué ocurrió con la huelga feminista? ¿Por qué sintieron las mujeres la necesidad de salir a la calle? Los psicólogos del Centro Psicológico de Terapia de Conducta David Cueto y Miguel Ángel Cueto responden: “Hechos que ahora tenemos como de sentido común, como por ejemplo el voto femenino fueron un tema controvertido y polémico hasta hace nada, ya que aunque suene marciano en algunos cantones de Suiza no se permitió a las mujeres votar hasta los años 80. El feminismo exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres, y, desgraciadamente, todavía nuestra sociedad no es igualitaria. Los micromachismos prácticas de dominación masculina en la vida cotidiana, del orden de lo ‘micro’, como dice Foucault, de lo capilar, lo casi imperceptible, lo que está en los límites de la evidencia, como afirma Luis Bonino, están a la orden del día generando aceptación y normalización, y eso es lo que hay que combatir”.

Leer artículo completo: ileon.com (15 marzo 2018).