“Tenemos una cultura de la culpa muy desarrollada: nos sentimos mal cuando hacemos lo que no debemos…. El problema es que uno no se puede llevar mal consigo mismo, y por eso tendemos a echar la culpa a los demás”, indicó el psicólogo Miguel Ángel Cueto al diario El País de España (El cerebro y la culpa).

Citado: