¿Redes sociales y educación? Nosotros hemos dicho sí. El día 6 de mayo, hemos llevado a cabo una actividad muy interesante sobre estas herramientas en la Escuela de Familias del IES Juan del Enzina de León a las que agradecemos sinceramente que compartieran sus experiencias con nosotros y sobre todo, por trasmitirnos el entusiasmo de mejorar la educación día a día.

Ha sido una experiencia extraordinaria en la que hemos valorado las posibilidades de las redes sociales, que tantas veces nos preguntamos si son un riesgo o una ventaja para la educación de nuestros hijos. Así que como padres ¿por qué no acercarnos más a ellas y a nuestros hijos?

Jóvenes y redes sociales

Estudios sobre el uso de las redes sociales afirman que siete de cada diez internautas son menores de treinta y cinco años. Un 36’5% tienen entre 15 y 24 años y un 32’5% entre 25 y 34 años de edad.

Desde esta perspectiva padres y educadores nos planteamos si es posible y/o necesaria la interacción entre las redes sociales y la educación a fin de obtener los mejores resultados en la educación de nuestros hijos.

Aspectos a tener en cuenta en la búsqueda del éxito de nuestros hijos

El uso de las redes sociales y de las tecnologías en general, permite a nuestros hijos/as descubrir nuevas formas de aprender. Es importante que como padres, dotemos a nuestros hijos de herramientas con las que descubrir qué les apasiona y cómo conseguir un trabajo que les haga felices. Para ello es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Conocer las herramientas que les permitan crear un entorno personal de aprendizaje.
  • Proporcionar un ambiente y condiciones adecuadas para enseñarles a “saber hacer”.
  • Prevenir riesgos como el ciberbulling o grooming, conocer los signos de alerta, cómo actuar y los consejos que se le deben dar al menor, ante situaciones problemáticas como estas.
  • Confiar en las ventajas de las redes sociales: trabajo en equipo, socialización, compartir…
  • Tener presente que el objetivo final es conducir a nuestros hijos hasta el éxito, es decir, que conozcan aquel trabajo que les hace felices.

Las pautas de cómo hacerlo:

La familia es uno de los agentes más influyentes en la educación de los hijos, así que seguir ciertas pautas favorece que continuemos siendo un modelo de aprendizaje para nuestros hijos/as:

  • Tener confianza en nuestros hijos y adoptar una actitud positiva ante las redes sociales.
  • Regular los límites y supervisar el uso de las redes sociales.
  • Mantener una comunicación adecuada con nuestros hijos.
  • Platear escuelas de padres que nos acerquen a experiencias enriquecedoras.
  • Conocer cómo funcionan las redes sociales.
  • Tener claro que NO son sustitutivo de la vida social.