Selección personal

Nuestra filosofía de trabajo se basa en la idea de que cada organización es única y distinta de las demás, que tiene unos objetivos y fines propios, se estructura y organiza de forma peculiar. Por esta razón proponemos soluciones a medida para cada empresa, diseñando y poniendo en marcha las acciones más eficaces en cada caso.

Selección de personal

Siendo la vocación de CEPTECO desarrollar un trabajo de máxima calidad, orientamos nuestro esfuerzo en satisfacer las necesidades específicas del servicio que nos solicitan. Contamos con los medios más avanzados, desde los puramente documentales e instrumentales, hasta los que nos permiten un completo sistema técnico de apoyo en todo el proceso de selección.

Nuestro método de trabajo consiste en un estudio preliminar de la empresa, del puesto y su entorno, con el fin de determinar las variables objeto de exploración, para pasar después a, en estrecha colaboración con nuestros clientes, realizar el análisis en profundidad del puesto a cubrir, estableciendo el perfil del puesto que se solicita y buscar a la persona adecuada para dicha función.

Productos

Últimos artículos de nuestros blogs

El sentido del humor

El sentido del humor

El sentido del humor es la capacidad para experimentar y/o estimular una reacción muy específica, la risa (observable o no), y de esta manera conseguir o mantener un estado de ánimo positivo.

Los complejos

Los complejos

Podemos definir los complejos como problemas de autoconcepto con respecto a una característica personal concreta asociado a pensamientos rumiatorios (obsesivos), emociones alteradas que nos hacen sufrir y conductas evitativas o comprobatorias ante pequeños defectos...

Presión de grupo en la adolescencia

Presión de grupo en la adolescencia

La adolescencia trae consigo desafíos especiales debido a los cambios físicos, psicológicos y sociales que se producen en esta etapa de la vida. Aunque solemos asociarla con la rebeldía ya que no siempre hay ni rebeldía ni malestar. Una adolescencia conflictiva puede ser fruto de una infancia con vacíos de atención y afecto donde las necesidades emocionales no se han cubierto. Además influyen otros factores: las amistades y el tipo de personalidad del joven.