La fase de deseo podría darse con anterioridad o posterioridad a las demás, hecho que suele ser habitual en las parejas donde llevan algún tiempo con la relación.

(Cueto. Sexo en la pareja)

Como la mayoría de los seres vivos, los seres humanos somos sexuados. Esta diferencia nos lleva a buscar, como instinto primario, una pareja para la procreación. El sexo sería el instinto que nos lleva a la búsqueda, generalmente, del otro sexo viniendo definida la sexualidad por la expresión del mismo. La sexualidad tiene tres funciones no excluyentes: Comunicación, placer y procreación.

Cueto, Sexo en la pareja.

La respuesta sexual tiene un claro carácter personal y son patentes las diferencias, en muchos aspectos, entre la de la mujer y la del hombre, siendo el deseo sexual el que sostiene todas las fases de la actividad sexual. La respuesta sexual suele seguir una secuencia de cambios fisiológicos y emocionales que, generalmente, suelen predecirse. Sigue una serie de fases: Deseo, excitación, orgasmo, resolución y satisfacción.

Modelos circulares de la respuesta sexual femenina.

El deseo sexual podría darse con anterioridad o posterioridad a las demás, hecho que suele ser habitual en las parejas donde llevan algún tiempo con la relación. Influenciado por nuestro estado de ánimo y unido a la fantasía puede aumentar considerablemente. También la motivación ejerce un papel destacado en él, ya que no necesariamente es por una necesidad física por lo que la persona realiza el acto sexual, también puede buscar afecto, ternura, seguridad… Otras autoras han desarrollado una respuesta sexual de carácter circular para poder explicar la respuesta sexual en mujeres con varios años de relación con su pareja (Wipple y Basson). En todo caso practicar sexo, sólo o en pareja, es un indicador de salud.

¿Sentimos satisfacción en nuestras relaciones sexuales? ¿Cuándo surge nuestro deseo sexual?