Todos nos hemos encontrado alguna vez con niños que pronuncian de forma graciosa algunas palabras, que hablan como un niño bastante más pequeño de su edad o que incluso construyen frases desordenadas y difíciles de comprender. Estos aspectos suelen ser frecuentes en los trastornos del lenguaje y del habla.

Síntomas de alerta:

  • Problemas en la deglución y masticación.
  • Omisión o sustitución de sonidos o letras cuando habla o escribe (“aua” por “agua”, “ato” por “gato”).
  • No articular correctamente algunos sonidos a partir de los cuatro años.
  • Estar afónico con regularidad.
  • No entender lo que dice a partir de los dos años.
  • Tartamudeo.
  • Respiración bucal y ronquidos o cambios drásticos en la voz.

Todas estas señales nos pueden dar una pista para sospechar que nuestro hijo o hija tiene algún trastorno del lenguaje. Si las dificultades persisten a partir de los 5 años de edad es recomendable consultar a un especialista.

Es importante conocer aquellas señales que se nos presentan cuando estamos ante un trastorno del lenguaje, ya que desde los primeros balbuceos los niños comienzan a construir su herramienta principal de comunicación así como de aprendizaje: el lenguaje.

CEPTECO-BannerLogopedia-2013

Logopedia infantil

La logopedia infantil trata de mejorar aquellas dificultades que a veces los menores tienen en el lenguaje o en el habla a lo largo de su desarrollo.

CEPTECO cuenta con un departamento especialista en dichas dificultades, con un equipo multidisciplinar que comienza las intervenciones con una evaluación de las necesidades y características del sujeto, para que posteriormente se modifiquen aquellas variables que están dando lugar a las dificultades, basándose en unas estrategias que permiten desarrollar las capacidades del sujeto.

Los principales trastornos del lenguaje con los que nos podemos encontrar son:

  • Retraso en el desarrollo del lenguaje: Dificultades para la adquisición del lenguaje e incluso para iniciar o mantener una conversación (relacionar palabras, dificultades para el aprendizaje de vocabulario).
  • Dislalias: articulación incorrecta de sonidos o incluso que se sustituyen o alteran. Suele ser común en las llamadas sílabas trabadas o sinfones como “ple”, “tra”… o sonidos como la “r” fuerte o suave.
  • Tartamudez: También se suele llamar disfemia y consiste en tener dificultades en la fluidez del habla.
  • Trastornos de la voz: Pueden darse dificultades en el timbre, el tono o la intensidad.