Apoyo psicológico y sexual mediante el aprendizaje observacional.

Una excelente forma para ayudar en el tratamiento psicológico en la terapia de pareja es la observación de escenas de películas que aporten una visión práctica sobre cómo mejorar la comunicación (hacer halagos, quejas, negarse o aceptar la negativa…), cómo tomar decisiones o llegar a acuerdos y cómo aprender a superar un  problema sexual mediante la visión del comportamiento de otras parejas.

El modelado es una de las formas más sencillas y frecuentes de aprender a través de la observación del comportamiento de otros. Este aprendizaje trata de enseñar principios o reglas que guían la conducta en determinadas situaciones durante las relaciones de pareja y sexuales. El apoyo en escenas de películas hace más fácil la asimilación de los conocimientos en los procesos de interacción, comunicación y respuesta sexual. Distraen la atención sobre los actores de las películas y ayuda a comprender mejor, por distanciamiento emocional, variables que sería complejo de observar en uno mismo o en el otro cuando existe una alta carga emocional. Permite visionar a las parejas formas de interacción eficaces que puedan ser practicadas después, por sí mismos, en la intimidad.

en los estudios de Onda Cero León

 

 

 

 

 

 

León en la onda (11 abril 2012).

 

La pareja bien avenida

Las parejas son similares a cualquier forma de relación humana a la que se une en el guiso un proyecto en común, un nivel alto de emoción y una pizca de amistad. Estos elementos son los que hacen que la relación sea duradera. Las parejas satisfechas, no suelen ser, por lo general, uniones perfectas. Suelen discutir, igual que las parejas infelices, sobre los problemas comunes (sexo, amigos, familia, hijos…) pero les diferencia de las insatisfechas sobre la finalización del comportamiento al final de la discusión. Observar este tipo de modelos donde las que presentan problemas suelen terminar con el enfado y guardando rencor hacia el otro, y las que van bien suelen respetarse a pesar de sus discrepancias, pedir perdón si se equivocan y quejarse de forma afectuosa es lo que haría más factible, por observación, poder aprender otras formas de interacción.

Mejora en los problemas sexuales

Cuando ocurre una alteración en la respuesta sexual suelen producirse una serie de expectativas negativas, una falta de deseo, una percepción incorrecta de la excitación o un miedo a no poder controlarla. Cuando focalizamos nuestra atención en nuestra competencia o en la valoración de nuestra pareja, solemos aumentar nuestro nivel de ansiedad. Finalmente, cuando nuestra respuesta sexual sigue siendo inadecuada, justificamos nuestro fracaso negándolo. De hecho, un problema sexual puede tener un inicio orgánico y/o psicológico y un mantenimiento alternativo o conjunto, que harían pertinente una terapia combinada.

Existen diversas técnicas y ejercicios sexuales, tanto para el hombre como la mujer, que visionados en terapia ayudan a conocer, valorar y mejorar cómo resolver un problema de forma conveniente. Existen videos de terapia sexual que explican técnicas para fortificar el suelo pélvico de la mujer, diversas posiciones y actividades para diversos problemas sexuales y la forma de masajear la zona genital que hacen más probable conseguir el orgasmo en la mujer, retrasar la eyaculación o mejorar la erección en el hombre.

Convivir con la pareja es algo muy complicado. No existen libros de instrucciones ni manuales para moverse en ese ambiente, a veces tenebroso y, a veces, calmado. Experimentar observando y comentando escenas de películas con nuestra pareja nos permite buscar soluciones cuando  discutimos, una y otra vez por lo mismo, sin saber comunicarnos adecuadamente, cuando no sabemos superar un problema sexual que se repite, cuando nos hemos bloqueado en una relación y no sabemos salir. Con esta estrategia nuestra visión de las relaciones humanas sería algo más fácil, aprenderemos más y sabremos cómo mejorarlas. Ánimo y suerte en este intento. Y si no se logra, pedir ayuda podría ser una alternativa.

¿Alguna vez nos ha servido alguna escena de cine para ayudarnos en nuestra relación de pareja?  ¿Alguna película nos ha enseñado a mejorar como amante?