Adultos

En CEPTECO sabemos que la psicología, bien utilizada, puede ayudar a ser personas más seguras, más flexibles, con mejor control sobre las emociones, más hábiles socialmente y que el factor de éxito de una terapia radica en la implicación que demuestre la persona que ha recurrido a ella. No existen soluciones mágicas. Es por ello que, en nuestro centro, los profesionales estudiamos y diagnosticamos cada caso adaptándonos, posteriormente, a las necesidades que van surgiendo a lo largo de la terapia.

Psicología Clínica

La vida actual exige constantes cambios que necesitan estrategias para adaptarse. Podría ser preciso un apoyo para superar la presión ante el entorno y las posibles crisis que suelen surgir.

Una de las finalidades básicas de la Psicología Clínica es ayudar a las personas en la búsqueda y consecución de la satisfacción y del bienestar vital, así como la eliminación del sufrimiento y desinterés por la vida.

Conocer las contingencias que mantienen nuestras conductas, saber qué alternativas usar y cómo superar nuestras limitaciones, potenciar cualidades, habilidades y competencias y asumir o mitigar déficits ayuda a las personas a superar las dificultades que se les presentan en su vida diaria.

Si no entiende o le genera sufrimiento lo que hace, si cree no tener recursos personales para enfrentarse a las situaciones que le preocupan, si tiene dificultades en la comunicación con otras personas, si, en definitiva, siente que no controla su estado emocional o tiene dificultades para relacionarse y no es suficiente el apoyo cotidiano de las personas allegadas, es un buen momento para plantearse acudir a la consulta de un psicólogo clínico.

Productos

Últimos artículos sobre Psicología Clínica

Buscar pareja

Para eliminar estas barreras que uno mismo se impone para buscar pareja hay algunas pautas que pueden ayudar: mantenerse constante en la búsqueda y aprender de los errores, dejar a un lado las experiencias previas o usarlas sólo como ejemplos de aprendizaje, trabajar la autoestima (lo primero es quererse a uno mismo), aprender a socializar ya que es clave para tener más oportunidades y mantener expectativas realistas.

Estar enamorado

Es un estado de éxtasis, se apodera de uno y le recorre de pies a cabeza… En una sociedad cada vez más individualista analizamos la relación exisente entre el amor y la conducta humana desde un punto de vista psicológico en esta entrevista a los expertos de Cepteco.

El cerebro y la culpa

Pero, ¿por qué esta tendencia a buscar culpables? “Efectivamente, tenemos una cultura de la culpa muy desarrollada: nos sentimos mal cuando hacemos lo que no debemos”, plantea Miguel Ángel Cueto, psicólogo y director del centro CEPTECO, gabinete especializado en terapia de conducta. Y añade: “El problema es que uno no se puede llevar mal consigo mismo, y por eso tendemos a echar la culpa a los demás”.