Estudiar es ejercitar el entendimiento para comprender algo mientras que el estudio es el esfuerzo que pone el entendimiento aplicándose a conocer algo. Por esto, desde hace más de 26 años, nuestro centro ofrece la posibilidad de realizar un curso de Técnicas de Estudio con el fin de ayudar a los estudiantes a sacar más rendimiento a ese esfuerzo que deben realizar cuando quieren obtener buenos resultados académicos. Está impartido por un equipo multidisciplinar: Psicopedagogo y psicólogo con años de trabajo en equipo y experiencia en este curso.

La mayoría de los problemas de rendimiento no vienen dados por dificultades de capacidad sino por otra serie de factores. El más importante es el de tener un déficit en los hábitos y técnicas de estudio, que es el que intentamos suplir con esta formación.

Desde hace años está dirigido a estudiantes de la ESO, bachiller, ciclos formativos y universitarios, es el de mayor tradición en León y utiliza técnicas, métodos y material experimentados que producen excelentes resultados. Pretende enseñar a las personas como enfrentarse a los retos intelectuales que van a ser útiles en su vida laboral futura, aprendiendo a mejorar el hábito, el método y la planificación del estudio.

TE-NM-MAC-SentadosAudio

Onda Cero, 1 julio 2013
Nicolás Merio y Miguel Ángel Cueto

Aprender lleva su tiempo. A diferencia de otros cursos, que suelen hacerse de modo intensivo durante una semana o incluso sólo en un fin de semana, este se lleva a cabo a lo largo de un mes, julio o septiembre, durante hora y media, dos días a la semana. También lo hacemos individualmente durante el curso escolar. Tiene además varios valores añadidos:

  • Se lleva a cabo en grupos pequeños para optimizar los resultados y personalizar la atención a los alumnos/as.
  • Entrevista individual con los padres de cada alumno durante el desarrollo del curso de Técnicas de Estudio.
  • Reunión en grupo con los padres de todos los alumnos durante el primer trimestre escolar para asesorarles como motivar a su hijo.
  • Tutoría personalizada durante el curso académico con los jóvenes que acudan al curso haciendo al menos dos reuniones de revisión de las técnicas que se les ha enseñado.

Una vez realizada la evaluación inicial a los alumnos para conocer los principales déficits a mejorar trabajamos en los siguientes objetivos:

  • Con los alumnos:

– Hacer una evaluación inicial para saber las fortalezas y debilidades de los alumnos/as sobre sus hábitos de estudio, lectura y capacidades para que las identifiquen y puedan modificarlas.

– Mejorar ambiente de estudio, planificación, atención, concentración y memoria con un material probado y experimentado exitosamente por más de 1.100 alumnos.

Rendir más empleando menos tiempo.

– Aprovechar al máximo su potencial intelectual.

– Preparación de exámenes.

  • Con los padres:

– Orientarles sobre cómo motivar a sus hijos.

– Asesorarles para evitar la saciación y el rechazo de sus hijos hacia el estudio.